18

Karate a muerte en Bangkok (1971)

Karate a muerte en Bangkok (1971) Tít. orig.: Tang shan da xiong Dir.: Lo Wei, Wu Chia-hsiang Int.: Bruce Lee, Maria Yi, James Tien, Nora Miao, Han Ying-Chieh Dur.: 100 min.

En los próximos días voy a intentar comentar todas las películas de Bruce Lee en las que actuó de protagonista, cosa que me da un poco de miedo porque, a fin y al cabo, ya está todo dicho sobre el Pequeño dragón y por gente que sabe mucho más del tema que yo. Pero como tampoco quiero limitarme a dar mi opinión personal sobre sus películas, porque entonces me limitaría a decir que me gustan todas muchísimo, hasta Juego con la muerte, comentaré algunos aspectos sobre los rodajes y la producción de sus cinco grandes películas. Bueno…, cuatro y pico. Y cómo no, voy a empezar por el principio. Y el principio es Karate a muerte en Bangkok.

8

La escena del mes XV | Cazador blanco, corazón negro

La escena que os traigo hoy es de la película Cazador blanco, corazón negro, que dirigió Clint Eastwood en 1990 basándose en la novela del mismo nombre que publicó Peter Viertel, quien trabajó en el guion de La reina de África y contaba en el libro su experiencia al lado de Huston, eso si, mezclando situaciones reales con otras inventadas.

Si la historia es realmente como la cuentan Peter Viertel, Katharine Hepburn y Clint Eastwood, y parece que sí, entonces no hay ninguna duda de que John Huston es un absoluto genio. En teoría, Huston quería ir a África de safari; rodar La reina de África era una excusa como cualquier otra. Sin embargo, por lo que cuentan estos tres también da la sensación de que Huston sí que tenía en su cabeza cómo iba a ser la película. Dice Katharine Hepburn en su libro sobre el rodaje The making of The African Queen or how I went to Africa with Bogart, Bacall and Huston and almost lost my mind, que intentaba hablar continuamente con Huston sobre el guion para transmitirle sus dudas sobre el mismo y a este sólo le importaba irse de caza. También vemos en la película cómo Huston le dice a Viertel (Wilson y Verrill en el film) que el guion ya está bien, que la primera norma del arte es la sencillez, porque realmente quiere irse a cazar y Viertel replica diciendo que el arte no tiene reglas. A lo mejor fue sólo suerte, a lo mejor fue talento, pero La reina de África me parece una gran película.

Clint Eastwood eligió la novela de Viertel en parte porque es un gran admirador de Huston, así que una de las primeras cosas de las que se encargó fue de suavizar el personaje, que no pareciera en pantalla que Huston era tan despreciable y desagradable como escribe Viertel. En el libro de Katharine Hepburn, más que desagradable parece un tipo raro o maniático, pero en una cosa coinciden ambos: era un egocéntrico.

—O estás loco o eres el hijo de puta más egoísta e irresponsable que he conocido jamás. Tu inconsciencia echará a perder la película. ¿Y para qué? Para cometer un crimen. Para matar a una de las criaturas más raras y nobles que vagan por este miserable planeta. Y con tal de cometer ese crimen, estás dispuesto a olvidarlo todo y dejar que el proyecto se malogre.

—Te equivocas, chico. Matar a un elefante no es un delito. Es mucho más que eso. Es un pecado matar a un elefante. ¿Entendido? Es un pecado. Es el único pecado que puedes cometer comprando una licencia. Por eso quiero hacerlo más que ninguna otra cosa. ¿Me comprendes? Por supuesto que no. Es imposible. No me comprendo ni yo mismo.

Diálogo entre Verrill (Jeff Fahey) y Wilson (Eastwood) en la película.

Mucha gente opina que esta película es una obra menor de Eastwood; yo no pienso así. Creo que refleja muy bien el carácter de Huston en escenas como la que os pongo, creo que Eastwood en algunos momentos se ríe de sí mismo y creo que tiene un final extraordinario. Una película llena de belleza y de sabiduría, que fue un fracaso en su momento y que esconde una historia apasionante sobre un tipo que se fue a África de safari y de paso rodó una obra maestra, para disimular.

10

Ser o no ser (1942)

Ser o no ser (1942) Tít. orig.: To be or not to be Dir.: Ernst Lubitsch Gui.: Edwin Justus Mayer, Melchior Lengyel, Ernst Lubitsch Int.: Jack Benny, Carole Lombard, Robert Stack, Felix Bressart, Stanley Ridges Dur.: 99 min.

Creo que, en general, Ser o no ser es una película que gusta mucho, pero lo cierto es que cuando llegó a los cines americanos el 6 de marzo de 1942, la película cosechó críticas muy negativas y tuvo una acogida bastante mala por parte del público. Hay que tener en cuenta que apenas habían pasado 3 meses desde que Estados Unidos declarara la guerra a Japón y se viera metida de lleno en la Segunda Guerra Mundial, y la gente, supongo que por una sensibilidad especial ante la situación, no entendió que Lubistch pudiera reírse de una cosa como los nazis o la guerra. Tampoco ayudó el hecho de que Lubitsch fuera alemán y se incluyeran imágenes del bombardeó de Varsovia, lo que se malinterpretó como un intento de mofa por su parte. Las críticas más feroces vinieron por la frase que pronuncia en el film el coronel nazi Ehrhardt refiriéndose a Joseph Tura: «Oh, sí, recuerdo que le vi una vez en Hamlet. Hizo con Shakespeare lo que nosotros estamos haciendo ahora con Polonia». Incluso amigos de Lubitsch como Billy Wilder y William Wyler le sugirieron retirar esa frase, pero Lubitsch se negó alegando que uno puede reírse de cualquier cosa si lo hace bien.

Related Posts with Thumbnails