17

El furor del dragón (1972)

El furor del dragón (1972) Tít. orig.: Meng long guo jiang Dir.: Bruce Lee Gui.: Bruce Lee Int.: Bruce Lee, Nora Miao, Chuck Norris, Robert Wall, Ping-Ao Wei, Tony Liu, Unicorn Chang Dur.: 100 min.

Después de más de un mes sin pasarme por el blog, retomo este monográfico de Bruce Lee donde lo dejé, o sea, con Bruce Lee convertido en la más grande estrella del cine asiático tras el estreno y, una vez más, éxito de taquilla, de Furia oriental.

Tras la finalización de Furia oriental, Bruce quedó liberado del contrato que le unía a la Golden Harvest, así que era momento de pararse, analizar las opciones y tomar una decisión.

En el fondo, Bruce siempre había querido conquistar Estados Unidos. Cuando la falta de oportunidades le hizo irse a Hong Kong, lo hizo pensando que algún día volvería a lo grande. Y Bruce estaba convencido de que el momento había llegado. La idea que tenía Bruce en mente era entrar en Estados Unidos con la serie El guerrero, en la que había estado trabajando para Warner Bros. Sin embargo, la productora americana nunca tuvo ninguna intención de que un chino protagonizara la serie y preferían a un actor norteamericano, así que eligieron a David Carradine y cambiaron el nombre de la serie por el de Kung Fu.

Esta cara se le quedó a Bruce cuando se enteró de lo de David Carradine.

Esto fue un duro golpe para Bruce, pero sobre la mesa seguía teniendo multitud de ofertas, especialmente de la Shaw Brothers. Bruce consideraba que había alcanzado un estatus que le permitía exigir HK 1.000.000$, pero realmente no había nadie que pudiera llegar a esa cifra. Raymond Chow, viendo que no sólo no podía llegar a esas exigencias económicas sino que ni siquiera llegaba a lo que ofrecía la Shaw Bros., ofreció a Bruce algo que sabía que le interesaría. Lee llevaba tiempo dándole vueltas a la idea de fundar su propia compañía y Chow le ofreció hacerlo a medias. La compañía sería de los dos pero Chow se ocuparía de todo el aspecto económico y la distribución la haría la Golden Harvest, mientras que Bruce tendría absoluta libertad en el plano artístico. El Pequeño dragón aceptó y juntos fundaron la compañía independiente Concord Productions.

El siguiente paso era elegir un guion. Se barajaron muchos pero al final se decantaron por El furor del dragón, más por descarte que por otra cosa, ya que muchos proyectos eran irrealizables por presupuesto. Bruce decidió además que había llegado el momento de ponerse detrás de las cámaras.

Una cosa que gustaba mucho a los chinos de las películas de Bruce era que venciera a enemigos extranjeros. Como Bruce ya había vencido a tailandeses, japoneses y rusos, decidió que en esta ocasión vencería a unos americanos, para mayor gloria del pueblo chino.

Uno de los aspectos fundamentales era elegir un rival americano de categoría. Bruce pensó en Joe Lewis, un verdadero maestro de las artes marciales, pero Lewis, siendo campeón del mundo, no estaba interesado en que le zurraran la badana en un combate aunque fuera ficticio. Tras la negativa de Lewis, Bruce se decantó por Chuck Norris, por entonces siete veces campeón del mundo de karate, y este sí que aceptó.

Con la confirmación de Norris, comenzó un rodaje por Italia que podríamos calificar casi de “guerrillero”, ya que hubo que rodar muy rápido, sin permisos y prácticamente en cualquier sitio.

Chuck Norris se viste como quiere.

El furor del dragón es una película 100% Bruce Lee. Cuando uno revisa datos sobre el film se da cuenta de que Bruce participó en cada faceta de la película. Se encargó de la dirección, del guion, de coreografiar las escenas de lucha, de buscar localizaciones, de elegir los actores, de protagonizar el film y hasta de tocar la percusión en la banda sonora.

La película es estupenda, con una sucesión de escenas de lucha cada cual mejor que la anterior hasta que llegamos al momento álgido: la pelea con Chuck Norris, que quedará para la historia como uno de los mejores combates del cine. Mérito, por supuesto, de Bruce, que se pasó días planificando la escena, los movimientos y las posiciones de las cámaras y coreografiando el combate. Y mérito también, cómo no, de tener enfrente otro maestro con gran técnica capaz de rendir al máximo las 45 horas de rodaje que hicieron falta.

El gran combate entre Bruce Lee y Chuck Norris muestra parte de la filosofía de lucha de Lee, como el saber adaptarse o el respeto al rival.

El furor del dragón volvió a batir todos los récords y, aunque es una gran película, para mi Furia oriental la supera en muchos aspectos. Algo que nunca me ha gustado de El furor del dragón es que vuelve a caer en el error que parecía olvidado tras Karate a muerte en Bangkok: tarda media hora en arrancar. Pero lo peor es que es media hora que no aporta nada a la historia, con escenas como la del restaurante del aeropuerto, que hace 40 años tal vez tuvieran gracia (cosa que dudo), pero hoy en día son innecesarias. Afortunadamente, cuando arranca lo hace a lo grande.

Bruce Lee se pasa media película cagando. Y por lo visto caga en cuclillas para entrenar los cuádriceps.

Una cosa que preocupaba a Bruce era el tema de las armas de fuego. Sería ilógico que una banda de mafiosos no llevara armas, pero las artes marciales no podían competir con eso, así que Bruce recurrió a los dardos artesanales como una forma de combatir las armas de fuego y también como homenaje a Kato, el personaje que interpretó en El avispón verde. Personalmente, nunca me ha gustado que en las películas de artes marciales se incluyan armas de fuego, porque suele ocurrir que la película se vuelve inverosímil, y en esta ocasión también pasa. El francotirador miope es algo que nunca he entendido del cine. Es evidente que las artes marciales no pueden competir con las armas de fuego, pero en su afán de buscar el mayor realismo posible, Bruce nos aleja de él, en escenas como la del francotirador que no dispara a pesar de tener buen tiro, y cuando lo hace falla. Mi opinión personal: las armas de fuego casi siempre sobran en las pelis de artes marciales.

¿Para que poner armas si no se usan?

Y ahora el palo más duro (o el único) que le voy a dar a Bruce durante este monográfico: Bruce se equivoca al querer abarcar tanto. Especialmente en la dirección se ven los mayores problemas y es donde más claramente pierde con respecto a Furia oriental, por citar un ejemplo.

Bruce vuelve a demostrar que cuando le dejan libertad creativa es un gran coreógrafo marcial, pero se echa de menos un director experimentado como Lo Wei que sepa exprimir al máximo las grandes cualidades de Bruce. Creo que El furor del dragón es una buena película, pero me parece un paso atrás con respecto a Furia oriental.

17 comentarios:

  1. A mí no me molestó que la película tardase en arrancar y se tomase su tiempo en presentar a los personajes y la situación. Claro que, como ya comentaba en el post sobre la versión extendida de The Expendables, yo no soy un fanático del género de acción (o artes marciales). Pero sí que es algo flojilla.

    La versión que originalmente se estrenó en España y que muchos vimos en video durante mucho tiempo era bastante peculiar: en el doblaje al personaje de Bruce Lee se le llamaba Bruce Lee, como si hiciera de si mismo, y los distribuidores españoles decidieron cortar todas las escenas de humor (no sé si eran los mismos distribuidores españoles que cortaron una historia entera de Creepshow cuando se estrenó en cines para acortarla).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo que me pregunto es con qué derecho unos distribuidores creen que pueden cortar nada de una película con la que no tienen nada que ver. Y lo de llamarle Bruce Lee al personaje es ya el colmo del ridículo. El género de las artes marciales ha sido siempre especialmente maltratado, también porque se han hecho muchas películas de ínfima calidad y parecía que la tónica general era el todo vale, pero es que la distribución y el doblaje en España ha dejado momentos bochornosos.

      Eliminar
  2. Por cierto, Chuck Norris sin bigote es clavado a Homer Simpson.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que se parece a Homer, sobre todo cuando tenía pelo, ja ja.

      Eliminar
  3. Muy interesante, no sabía que Bruce Lee se había involucrado tanto en la película como para tocar la percusión en la banda sonora (¡), eso es estar volcado con un proyecto, y además dirigió, hizo el guión, coreografió, buscó las localizaciones, eligió los actores... podía perfectamente haber hecho la película él solito, jaja. Era un portento de hombre. Quizo abarcar demasiado pero hay que verle el mérito.
    Lo que mas me gusta de Bruce Lee es su filosofía, era genial.
    Saludos
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y en los descansos cantaba Guantanamera en español... En serio.

      A mí también (y creo que a casi todos los fans de Lee) lo que más me gusta es su filosofía y cómo la plasma en las películas. Por eso me gusta mucho la parte que rodó de Juego con la muerte, porque creo que es donde mejor lo muestra.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Pues esta sí que la he visto Einer y sí que se echa de menos una dirección más pulcra, más trabajada o quizá experimentada. Aún así, las luchas son estupendas. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, las luchas claro que están bien, no podría ser menos viniendo de Lee. Y, ojo, no me parece una mala película, es sólo que me parece más floja de Furia Oriental, pero es que Furia oriental la tengo en un escalafón muy alto.

      Un saludo.

      Eliminar
  5. Cierto, las armas de fuego están de más. Hace tanto tiempo que ví esa película que apenas recordaba que salía Chuck Norris, nada menos. Sí que tengo presente su cartel setentero, muy de blackplotaition, que tengo en mi habitación. He oído decir que el deficiente inglés de Bruce Lee fue el motivo por el que los americanos se decantaron por Carradine para su "Kung Fu" pero siempre me he preguntado qué tal lo hubiera hecho Bruce. Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de las armas de fuego es que nunca me han acabado de gustar en las pelis de artes marciales.

      Pues sale Chuck Norris, sí, muy jovencito, antes de su excelsa etapa Cannon. El cartel he puesto este porque me gusta más que el español. Ahora se hacen pocos carteles así.

      Lo de Kung Fu no fue por el inglés. Ten en cuenta que Bruce nació en San Francisco y en las películas le doblaban porque no hablaba mandarín sino cantonés. Lo que pasó es que Warner -ahora es fácil decir que se equivocaron a toro pasado, pero yo creo que con buen criterio-, no quería un chino protagonizando una serie americana. Y Bruce mismo dijo que si hubiera sido al revés, jamás hubieran dejado que un americano protagonizara una serie en China, así que en cierto modo lo entendía. Lo que sí hizo mal Warner fue jugar con Bruce dándole esperanzas cuando realmente nunca tuvieron intención de darle la serie.

      Un saludo.

      Eliminar
  6. Pues que quieres que te diga, yo adoraba esos doblajes en los que BrúsLí era el prota. Le daban un toque bizarro que la verdad es que le venían muy bien, especialmente cuando a Norris le llaman Chuck el Fiero!!!
    Coñas aparte, a este film le tengo cariño por ser el primero que ví de Bruce; aún así concuerdo contigo en que se trata de un film de menos nivel que Furia Oriental.

    1. ¿Has leido algo de Shan Chi?
    2. ¿Has visto la parodia de Operación Dragón que realizaron Jhon Landis y los Z.A.Z (responsables de Aterriza como puedas) en un film titulado Made in USA/ The Kentucky Fried Movie?

    http://www.youtube.com/watch?v=gWXINqfcX0o

    Hasta otra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De Shang Chi sólo he podido leer la historia de Carlton Velcro y la verdad es que mola. Además, hay un montón de cosas que según las iba leyendo me iban recordando a películas más o menos recientes. Y que el padre de Shang Chi sea Fu Manchú también tiene lo suyo.

      La parodia de Operación Dragón no la había visto pero es cojonuda. Qué risas me he echado. Lo mejor es cuando le suelta una toña al perro y le dice lo mismo que al chaval del principio, ja ja. We need total concentration!

      Un saludo.

      Eliminar
  7. Y seguro que le salía hasta con acento cubano y todo, jaja...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso ya sería pedir demasiado, ¿no? Ja, ja.

      Eliminar
  8. Excmo. Barón Grouda13 de julio de 2012, 3:39

    Buen Post.

    Hasta otra.!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué pasa, sinvergüenza. No te pasas por el blog en un año y te tienes que ir a Chile para hacerme una visita. A ver cuando te animas a escribir algo, que la gente espera tu post sobre Reservoir dogs.

      Si descubres un meteorito que vaya a chocar contra la Tierra ponle mi nombre.

      Un abrazo, premoh! Hasta luego, adiós.

      Eliminar
    2. Muy buen post, opino casi casi igual que tu solo que la película para mi es sublime (a pesar de sus fallos y su mala imagen sobre todo en la escena del aeropuerto, que mal se ve! Ni en HD se salva :S no se ven las caras cuando va Bruce de lejos y sale el niño...Por los comentarios y demás veo que sabes mucho de Bruce y que te gusta, te invito a darle a me gusta a mi página de Facebook: https://www.facebook.com/profile.php?id=384550658337718&fref=ts espero que te guste, hay mucha información en cada álbum con sus fotos respectivas, hay más de 4.000 fotos y más de 400 álbumes y casi 60 vídeos (que voy subiendo poco a poco) etc...Un saludo ;)

      Eliminar

Related Posts with Thumbnails