21

Cobra, el brazo fuerte de la ley (1986)

A mí me encantan las pelis que transcurren en Navidad, ya sabéis, Jungla de cristal, Arma letal, Black Christmas, El día de la bestia, Los KISS salvan a Santa,… y Cobra, porque Cobra, aunque no lo parezca por el sol y las palmeras, transcurre en Navidad, lo que la convierte automáticamente en una peli para toda la familia.

A diferencia de otros infames episodios de la historia de la Cannon que ya he narrado en el blog (aquí, aquí y aquí de pasada), este no sólo no es infame sino que de hecho fue el mayor éxito de taquilla de la productora. Bueno, ahora que lo pienso, una cosa no está reñida con la otra, así que algo de infamia va a haber.

16

La torre de los siete jorobados

Me da un poco de pena decir que en España hemos despreciado durante muchos años el género fantástico, y mientras que en Inglaterra primero y en Centroeuropa después, surgían grandes escritores como Poe o Maupassant al amparo de la fantasía y lo sobrenatural, aquí parecíamos empeñados en olvidarnos de todo lo que se saliera del realismo y el costumbrismo que constituían la norma, como si los términos «buen escritor» y «elementos sobrenaturales» no pudieran ir de la mano. De hecho, durante muchos años, algunos de los escritores que sí se aproximaron a la fantasía lo hicieron de una manera temerosa, como si les diera miedo que alguien los pudiera acusar de escribir fantasía, lo cual, teniendo en España antecedentes de obras como El Quijote o La vida es sueño, no tiene mucho sentido.

13

Mad Max 3, más allá de la cúpula del trueno (1985)

Sobre el origen de Mad Max 3 he leído no pocas versiones, pero la que más me convence es la de Terry Hayes, quien conoció a George Miller cuando recibió el encargó de la novelización de Mad Max y que luego colaboró en el guion de Mad Max 2. Hayes dice que la idea surgió en una conversación con Miller durante una cena. Miller le contaba a Hayes en qué consistía la física cuántica (en serio) y de repente a Hayes se le iluminó la bombilla y le dijo a Miller que deberían rodar una película sobre unos niños salvajes que debían volver a casa y Miller le contestó que eso tenía pinta de convertirse en la siguiente película de Mad Max. Vale, como anécdota no vale nada, pero realmente creo que esto es lo que ocurrió.

13

Mad Max 2, el guerrero de la carretera (1981)

George Miller y Byron Kennedy (director y productor de Mad Max respectivamente) se conocieron en un festival de cortometrajes a principios de los 70. Sus gustos cinematográficos eran similares: ambos pensaban que el cine debía ser algo visual, sin demasiados diálogos, con persecuciones, con acción,… Les gustaba ver a los personajes haciendo cosas, no hablando. Conectaron. A partir de ese momento empezaron a trabajar juntos y fruto de esa colaboración surgió el corto The violence in cinema Part 1, que recibió multitud de premios. Era sólo el comienzo, pues tenían metas mucho más ambiciosas. Empezaron a pulir una idea, a darle forma. Coches, acción, ultraviolencia. Estaba naciendo Mad Max.

15

Mad Max, salvajes de la autopista (1979)

Pantalla en negro. Suena un disparo y comienza una música propia de una película de terror. La primera imagen que vemos es del centro neurálgico de la Main Force Patrol. Tras un letrero que reza «Halls of Justice» se esconde el último reducto de algo que tal vez un día se pudo llamar Justicia. Esto da paso a un cartel que indica el «camino a la anarquía» y a un hombre que observa a una pareja a través de la mira de un rifle. ¿Es un policía? Lo es. Liebre llamando a Bailarín. […] Tenemos un asesino de policías. ¿Otro? No te has dado cuenta y ya estás atrapado; atrapado por esa sensación de que algo no va bien.

21

Traducciones y doblajes: reavivando la polémica


Todas las traducciones que cito son de España salvo que se indique lo contrario.

Cuando una obra, del tipo que sea, es traducida a otro idioma, sufre un proceso de alteración que puede ser más o menos grave. En el caso de películas y series puede llegar a ser especialmente sangrante ya que la obra pasa por un proceso de traducción, otro de adaptación y finalmente viaja al equipo de doblaje, lo que puede acarrear nuevos cambios si fuera necesario.

En España parece estar aceptada la idea de que nuestras traducciones y doblajes son muy buenos, pero ¿de verdad lo son? Ahora lo veremos.

12

La escena del mes XVII | El chico de oro (1986)

Dicen que la concepción original de El chico de oro (The Golden Child, Michael Ritchie, 1986) era la de una película seria de aventuras que iba a ser protagonizada por Mel Gibson y dirigida por John Carpenter. Ninguno de los dos participó finalmente en el proyecto y tras una reescritura de guion acabó convirtiéndose en vehículo para el lucimiento de Eddie Murphy. Carpenter, por su parte, acabó estrenando ese mismo año de 1986 Golpe en la pequeña China (Big trouble in Little China), que compartía con El chico de oro una curiosa visión del lejano oriente, un improbable héroe, enemigos con poderes sobrenaturales, a Victor Wong y a James Hong,... Demasiadas semejanzas para dos películas que no se parecen en nada. El caso es que Golpe en la pequeña China fue un fracaso y El chico de oro fue un éxito, aunque el tiempo ha colocado a cada una donde se merece.

Gran póster de John Alvin.

Echando la vista atrás recuerdo con cierto cariño aquellas películas de los comienzos de Murphy, a quien ahora tengo un poco atravesado. El chico de oro creo que está lejos de los anteriores éxitos de Murphy como Límite 48 horas (48 Hrs., Walter Hill, 1982), Entre pillos anda el juego (Trading places, John Landis, 1983) o Superdetective en Hollywood (Beverly Hill Cop, Martin Brest, 1984) pero aun así, creo que es bastante aceptable. Al menos consigue hacerme reír más de una vez, y tratándose de una comedia, ¡qué más se puede pedir!

Además, tiene unos efectos especiales bastante logrados a cargo de Industrial Light and Magic. La escena que he puesto, como habéis podido ver, es animación en stop-motion, pero con una fluidez impresionante. La canción que baila el «hombre-Pepsi» es Puttin’ on the Ritz, una canción muy popular a la que ya rindió homenaje también Mel Brooks en una escena muy graciosa de El jovencito Frankentein (Young Frankenstein, 1974). Y toda la parte final con Charles Dance —siempre bien Charles Dance— convertido en demonio, viéndolo con la perspectiva de que han pasado 25 años, me parecen unos efectos más que correctos.

Quizás lo que más le falla a esta película es que toda la parte de aventura y fantasía queda algo sosa en comparación a los momentos de comedia protagonizados por Murphy, pero esos momentos de comedia bien valen un visionado.

19

Ciudadano X (1995)

Tras hallar 8 cadáveres en la granja colectiva número 5, el camarada forense Burakov, presenta un informe en el que afirma que se enfrentan a un asesino en serie. Pero eso no puede ser porque según el camarada Bondarchuk, secretario de ideología del Partido, «no hay asesinos en serie en la Unión Soviética. […] Eso es un fenómeno de la decadencia de Occidente».

11

El buen hijo (1993)

Esta es una película que me gusta mucho y que siempre que la veo consigue engancharme de nuevo. En su momento, fue número uno en taquilla, quizás porque contaba con los dos actores infantiles más importantes del momento, Elijah Wood y Macaulay Culkin, pero hoy, en cambio, parece estar algo olvidada.

17

El misterio de Salem's Lot

Stephen King es un escritor con hordas de seguidores y también con bastantes detractores. Yo me encuentro entre el primer grupo, ya no sólo porque me haya gustado prácticamente todo lo que he leído de él, sino también porque algunos de sus libros supusieron una revelación para mí frente a las recomendaciones literarias de mis profesores, que parecían empeñados en alejarme de la lectura. Y creo también que King es un gran escritor, y tiene un buen puñado de libros que yo no calificaría por menos que de obras maestras. Es evidente, por tanto, que no comparto las críticas que le tachan de escritor mediocre. Sí comparto la opinión de que en ocasiones tiene problemas para crear buenos finales, pero echando un vistazo a lo que he leído de él, los finales buenos o incluso muy buenos, superan con creces a los que me decepcionaron. En cualquier caso, es el diseño que hace de los personajes y su forma de contar las cosas y crear tensión narrativa lo que hace que disfrute de todos sus libros, incluso de los peores o de los que parten de las ideas más absurdas. Y además, hay un elemento adicional, imperceptible en sus primeras obras o para el que se acerca a King de manera ocasional, que es un auténtico placer para el lector habitual: la autorreferencia. Stephen King ha creado una especie de universo particular con sus obras, de manera que personajes que parecían olvidados o historias que parecían inconclusas pueden volver a aparecer o cerrarse después de años.

9

El hombre de acero (2013)

No suelo comentar estrenos porque es de lo que más se habla en los blogs de cine y al final terminas leyendo varias veces lo mismo, pero como he comentado todas las películas de Superman (aquí y aquí), por afán de completismo voy a explicar brevemente los aspectos que más me han llamado la atención de El hombre de acero.

Empezaré diciendo que El hombre de acero me gustó a pesar de que en algunos aspectos esperaba mucho más. Es una película tremendamente espectacular, los efectos especiales están muy bien hechos, está plagada de acción —de hecho, tiene toda la suya y la que le faltaba a Superman Returns— y me gustó que tuvieran el atrevimiento de reinterpretar ciertas cosas que se dan por supuestas en la historia de Superman y que no tienen por qué serlo. Ciertas cosas, no todas.

6

La escena del mes XVI | Torso: violencia carnal (1973)

Había dejado de hacer esta sección por el creciente aumento de la censura y la publicidad en Youtube, pero afortunadamente existen alternativas que no son todo corrección política y merchandising y que me permiten enseñaros una de mis escenas favoritas de esta película y del giallo en general.

Mencioné a Sergio Martino de pasada en los artículos que hice del poliziesco, pero en realidad no hablé nada de él y lo cierto es que es un director muy interesante, con muchísimo talento y que cuenta en su filmografía con algunos títulos verdaderamente reivindicables como La perversa señora Ward (Lo strano vizio della Signora Wardh, 1971), La cola del escorpión (La coda dello scorpione, 1971), Todos los colores de la oscuridad (Tutti i colori del buio, 1972) y, por supuesto, Torso, que es la que comento hoy.

Bajo el extravagante título original de I corpi presentano tracce de violencia carnale, una singular moda de titular las películas que surgió también en el poliziesco con Confessione di un commissario di polizia al procuratore della repubblica y otros títulos similares, se esconde un genial giallo que acabaría teniendo una gran influencia en el desarrollo posterior del slasher.

Un asesinato similar a otro que aparece en La cola del escorpión.

Lo más interesante de Torso, como no podía ser de otra forma tratándose de un giallo dirigido por un maestro como Martino, viene siempre del plano técnico y visual.

Y como ejemplo, tenéis la escena que os he puesto, rodada con muchísimo estilo (me encanta el plano de los pies del comienzo), con esa niebla que da un aspecto fantasmal al conjunto; la ubicuidad del asesino, que le da ese toque casi sobrenatural que luego sería tan típico de los slasher, así como su simple pero impactante caracterización con el pasamontañas y los guantes; y la música de los hermanos de Angelis, que entra en el momento justo para darle el punto de locura definitivo al conjunto. Y además, los detalles perversos y sórdidos que están en todo el metraje, como el restregar el barro en el vientre de la chica con la mano enguantada antes de sacarle los ojos.

Otro asesinato épico.

Martino se permite el lujo de jugar con los elementos habituales del género pero no por ello abandona los clichés que constituyen los pilares básicos del giallo. Principalmente, las pistas falsas que pueblan el film, centradas especialmente en el pañuelo rojo y negro, omnipresente en toda la cinta, y que apunta sospechosos a diestro y siniestro con el único objetivo de engañar al espectador (Martino mantuvo en secreto quién era el asesino durante el rodaje, así que las propias chicas dudaban de quién las había matado).

Pero si por algo ha quedado Torso grabada en la memoria de muchos es por sus magníficos 20 minutos finales en los que el film se vuelve súbitamente puro suspense, con Suzy Kendall obligada a presenciar —al igual que el espectador— el descuartizamiento de sus amigas para no revelar su posición al asesino, así como su posterior lucha para obtener la llave que está al otro lado de la puerta. Toda una lección de suspense por parte de Sergio Martino que viene a cambiar radicalmente el estilo de lo visto la primera hora.

En el espectacular final, el punto de vista lo fija Suzy Kendall y vemos las atrocidades del asesino a través de sus ojos.

Quizás lo único críticable de esta estupenda película sea su algo tópico final que contrasta con la originalidad y el atrevimiento del resto de la cinta, pero es un detalle que ni por asomo ensombrece el buen sabor de boca que deja Torso.

7

Poliziesco: cine a mano armada - Tercera parte

Tercera y última entrega sobre el poliziesco. Hoy, los mejores títulos que dio el género desde 1975.

0

Poliziesco: cine a mano armada - Segunda parte

Como ha quedado un texto mucho más largo de lo que pensaba lo divido en dos partes. Hoy publico hasta el año 74 y en la siguiente entrada, del 75 en adelante.

Antes de dejaros con mi selección personal de las películas que más me gustan del poliziesco, deciros que algunas son muy difíciles de conseguir incluso por internet, especialmente si buscáis que tengan algo de español. Muchas han sido sólo editadas en Italia sin subtítulos ni pistas en otros idiomas y otras tantas han sido editadas en Estados Unidos sin ni siquiera incluir la versión original. De algunas se pueden encontrar subtítulos en inglés, italiano o incluso español por internet y os aseguro que sin tener ni idea de italiano algunas de estas películas se pueden seguir más o menos sin problemas, pero entiendo que de entrada es una barrera importante. Intentaré informar en cada título si existe alguna versión que contenga algo de español, pera ya os anuncio que hay pocas.

Sin más preámbulos, os dejo con mi selección.

18

Poliziesco: cine a mano armada - Primera parte

Creo que lo primero que debería hacer es explicar cómo surgió el poliziesco, también conocido como poliziottesco, poliziottescho o euro-crimen, y por qué se puso de moda en Italia en los años 70, pero para ello, sería interesante ver un poco por encima qué pasó en el mundo y en el cine en la década anterior.

La década de los 60 es la década en la que la televisión empieza a llegar a todas partes y muestra la realidad del mundo de una forma inimaginable hasta ese momento. Ver el asesinato de John F. Kennedy o las atrocidades de la guerra de Vietnam en los telediarios era algo a lo que el público no estaba acostumbrado y que tuvo un impacto decisivo en la sociedad. Y además, los derechos civiles, los movimientos sociales, los asesinatos de Malcolm X y Martin Luther King, los hippies, el verano del amor, el asesinato de Sharon Tate orquestado por Charles Manson,… Como veis, una década de cambios y sobre todo una década en la que murió parte de la inocencia de la sociedad.

11

Westworld (Almas de metal) (1973)

Llevaba mucho tiempo queriendo ver esta película, debut como director de Michael Crichton, y ahora que ha salido en Blu-Ray por fin lo he podido hacer y he disfrutado mucho, ya que es una película muy interesante. También tengo que decir que no he podido evitar quedarme con la sensación de que en manos de un director más experimentado y profundizando un poco más en el guion se le hubiera podido sacar mucho más jugo.

15

El último boy scout (1991)

«…ahora en los 90 no puedes coger a un tío y partirle la cara, tienes que decirle primero algo chulo, ¿comprendes?» —Joe Hallenbeck.

La verdad, no me apetece escribir nada serio de esta película porque no se lo merece: sería un insulto. Si por mí fuera os pondría todas las frases cachondas de esta peli y ya, pero por si hay alguien que no la haya visto, voy a intentar venderle la moto.

11

Hard Boiled (Hervidero) (1992)

Hoy voy a comentar Hard Boiled, la última película que realizó John Woo en Hong Kong antes de su marcha a Estados Unidos y mi favorita de toda su filmografía.

307 muertos, más de 100.000 balas de fogueo, 200 pistolas reales, más de 50 armas diferentes, explosiones a traición y como guinda del pastel un tiroteo final de más de media hora. Un espectáculo tan demencial y exagerado que, indudablemente, se ha convertido en uno de los grandes clásicos del cine de acción.

15

Over the edge (En el abismo) (1979)

Mousepacks. Bandas de jóvenes, algunos de tan sólo nueve años, furiosos por las calles de una ciudad de las afueras. Uno en bicicleta derrama gasolina de un bidón de cinco litros y le prende fuego. Bombas caseras hechas con tuberías de plomo explotan en los servicios de un parque. Pintadas y obscenidades embadurnan los muros del centro comercial. Dos casas arden. Cientos de antenas de coche son arrancadas en una sola noche en un parking. El cemento líquido atasca los lavabos públicos y las fuentes de agua. Las luces de la calle son apagadas tan a menudo con armas de aire comprimido que ya no se reparan. Suena como el escenario de una Naranja mecánica infantil, una fantástica y futurista pesadilla. Pero todos estos incidentes son ciertos. Ocurrió en Foster City, donde los delitos de las bandas de preadolescentes —mousepacks— constituyen uno de los principales problemas de la ciudad. —Extracto de “Mousepacks: Kids on crime spree”, del San Francisco Examiner, 11/11/1973, extraído a su vez del artículo "Over the Edge. An oral history of the greatest teen rebellion movie of all time", Mike Sacks, Vice Magazine, Volume 7, Number 9.

La película que os traigo hoy está basada ligeramente en ese artículo del San Francisco Examiner. Sólo una gran diferencia: el final de la película es más violento.

9

Tucker & Dale contra el mal (2010)

Tucker y Dale contra el mal es una película canadiense que ha pasado tremendamente desapercibida en nuestro país —y en general, en todas partes— ya que la distribuidora fue retrasando paulatinamente el estreno hasta que acabó yendo directa a DVD. Esto ha hecho que sea menos conocida de lo que debería, pero os aseguro que es tan sangrienta como hilarante.

8

Vigilante (1983)

¿No os ocurre a veces que en cuanto empieza una película sabéis que os va a gustar? Pues eso me pasó con Vigilante. En cuanto apareció Fred Williamson mirando a cámara y diciendo lo de «no sé vosotros pero yo estoy hasta aquí» mientras se señalaba la frente con la mano, supe que me iba a encantar. Impresionante el monólogo inicial.

14

La guerra de los mundos

1. LA NOVELA

Con La guerra de los mundos me pasó una cosa curiosa: la primera vez que la leí no me gustó. Hoy, en cambio, es una de mis novelas favoritas. Supongo que uno de los motivos por los que no la disfruté es porque con quince o dieciséis años no supe captar todo lo que la novela ofrece, pero no creo que sea un problema exclusivamente mío; creo que La guerra de los mundos es una novela que habitualmente es analizada de manera muy superficial: nos atacan los marcianos, nos machacan y luego se mueren porque Dios nos ama. Igual es un resumen un poco exagerado, pero en esencia es eso.

En primer lugar, en la novela de Wells se aprecia una antipatía tanto hacia la sociedad en la que vive, como hacia el modelo imperialista de Inglaterra en aquellos momentos.

Related Posts with Thumbnails