4

Carlos (2010)

Carlos de Olivier Assayas es una obra maestra. Siempre he intentado evitar este tipo de expresiones cuando recomiendo algo por miedo a generar unas expectativas que luego no se cumplan, pero en este caso estoy convencido de que quien vea la versión íntegra de cinco horas y media se convencerá de que efectivamente está ante una obra maestra.

Ilich Ramírez Sánchez, más conocido como Carlos o El Chacal es uno de los creadores del terrorismo moderno y posiblemente el terrorista más mediático de la historia. Desde la prisión parisina de La Santé, donde cumplía condena por los asesinatos de dos agentes de la DST y de Michal Moukharbal (sigue en La Santé pero ahora cumple condena por más delitos), pidió leer el guion de la miniserie que Canal+ preparaba sobre su vida. Lo que le mandaron no le gustó. Por medio de sus abogados trató de impedir el estreno hasta el último momento, pero afortunadamente no lo consiguió y Carlos llegó al estreno en Cannes, donde generó bastante polémica por su origen televisivo a pesar de estar rodada con formato cinematográfico. Algo después se distribuyó en cines un montaje recortado casi a la mitad y hoy en día hay editadas distintas versiones que van desde los 160 minutos a los 339 de la versión íntegra.

Cuando me llegó la película esperaba un biopic sobre Carlos, así que me agradó descubrir que las cinco horas y media dan para mucho más, mostrándonos no sólo el auge y la caída de Carlos, sino también el desarrollo del terrorismo en aquellos años, las conexiones entre los países árabes y cómo los gobiernos utilizan el terrorismo a su antojo si es necesario.

Resulta impresionante ver cómo trabajan los servicios secretos, descubrir que saben perfectamente dónde se encuentran las células terroristas y no hacen nada porque sus intereses van en la misma dirección o descubrir que las embajadas son sólo nidos de actividades delictivas y que los terroristas se mueven con total libertad de un sitio a otro armados únicamente con un pasaporte diplomático.

Es muy interesante también ver cómo evoluciona el personaje de Carlos, interpretado de manera magistral por Édgar Ramírez, venezolano como el auténtico Carlos y en estado de gracia durante todo el film, transmitiendo carisma, seguridad en sí mismo y un magnetismo que casi ensombrece a los que están con él en escena.

Lo que más me fascina del carácter de Carlos es que vive la vida como un adicto y creo que esto es porque Carlos, como deja patente en una conversación con Wadie Haddad, es plenamente consciente de que ha elegido un camino sin retorno y que la muerte le puede sobrevenir en cualquier momento.

Otros aspectos de su personalidad quedan apuntados en multitud de escenas sobresalientes, como el narcisismo que demuestra en la escena en la que, tras haber cometido un atentado, Carlos vuelve a casa, se da un baño y se masturba mirándose en el espejo; o esa otra escena en el asalto a la conferencia de la OPEP en la que la impulsividad de Carlos le lleva a tirotear a un miembro de la delegación libia, suceso que tendrá una importancia decisiva en la resolución del secuestro. Carlos muestra además un nulo valor por la vida de los demás desde el mismo comienzo de la película, en la que dispara a bocajarro contra Edward Joseff Sieff, dueño de los almacenes Marks & Spencer, como prueba de fuego de su compromiso con la causa.

La grandeza de esta película es que es una lección de historia, pero de la historia que se guarda en archivos secretos, la que no se cuenta. Un atentado en Francia puede venir de una reunión entre miembros de una célula europea que reciben apoyo de la Stasi, con armas provenientes de Iraq y que siguen una orden de la URSS para ayudar a un aliado árabe. Como dice Carlos, un tablero de ajedrez en el que todos juegan y en el que él es sólo otra pieza.

Carlos se presta a este juego convencido al principio de que está luchando contra el imperialismo y después únicamente para alimentar su propia vanidad, pero cuando estos supuestos aliados ya no le necesiten y le den la espalda Carlos acabará sus días viajando de un país a otro, buscando el cobijo de causas nada justas y gobiernos tiránicos, convertido en un asesino a sueldo, un mercenario cualquiera, lejos ya de la imagen que un día proyectara la prensa de él.

Carlos es una obra maestra por todo esto y porque se apoya en un sólido guion de Olivier Assayas y Dan Franck, que es tan bueno en la parte documentada como en la parte ficcionada. Por su agilidad, por sus espectaculares y crudas secuencias de acción, por su gran ambientación de la época, porque a pesar de durar cinco horas y media no le sobra ni un minuto y porque es CINE con mayúsculas, por mucho que fuera concebida como una miniserie para la televisión.

Por último, insisto en que veáis la película en su versión íntegra y que lo hagáis en versión original si es posible ya que se habla en inglés, español, francés, árabe, alemán, ruso, japonés y húngaro, lo que contribuye a mostrar el carácter global de las situaciones que muestra la película.

4 comentarios:

  1. He de reconocer que descargué la miniserie hace tiempo y aun la tengo pendiente de ver. He leído críticas excelentes y después de leer la tuya veo que me tengo que poner con ella ya.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aseguro que vale la pena, Rodi.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Les traes cosas a esta gente de después del 2000 y te abandonan eh.
    Qué gentuza. XD
    Yo vi Carlos pero la otra versión. Por eso me resultó todo tan raro.
    Pensaba que había media hora de diferencia entre una y otra.
    Has visto Sexy Beast? La re vi ayer y mola un montón. Búscala.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Te tengo a ti, ¿qué más puedo pedir?

      La versión recortada la verdad es que no la he visto, pero la íntegra me pareció perfecta y no tuve sensación de que sobrara nada.

      Sexy Beast ni la conocía pero me ha hecho mucha gracia la sinopsis de Filmaffinity, porque ya sabes que es una regla no escrita del cine que cuando alguien dice en una peli algo sobre un último golpe, el desastre está garantizado. Tendré que verla que tú siempre aciertas con lo que me recomiendas.

      Eliminar

Related Posts with Thumbnails